No es nada inusual encontrar actualmente pequeñas y medianas empresas con una nula o deficiente presencia en redes sociales. Muchos de nosotros tenemos en Facebook el típico perfil amigo de una tienda que en su día lo abrió y que pasado poco tiempo lo dejó caer en el olvido. Si hiciéramos un sondeo y preguntáramos a los responsables de muchas de estas empresas por qué abrieron los perfiles, la mayoría todavía nos dirían que “porque hay que estar”, sin saber realmente porqué.

leer más